miércoles, 15 de diciembre de 2010

EL BLOG DE ASHAMAN: Carrera Sierra de Chiva.

EL BLOG DE ASHAMAN: Carrera Sierra de Chiva.: "Segundo hito de la gran Triada alcanzado. Por ahora van dos (Serra, Chiva) me falta el plato gordo (Gr10 Extrem) Chiva, carrera de 64 k..."

Carrera Sierra de Chiva.




Segundo hito de la gran Triada alcanzado. Por ahora van dos (Serra, Chiva) me falta el plato gordo (Gr10 Extrem)


Chiva, carrera de 64 km por la sierra del mismo nombre. Recorrido duro muy rompepiernas con perfil de dientes de sierra. Siete subidas con sus respectivas bajadas, con terreno técnico, barrancos, caminos, incluso de todo. Vamos un recorrido variado con unas vistas aéreas de los alrededores muy bonito. La carrera mucho mas duro de lo que se preveía, los 6.000 metros de desnivel acumulado se complicaban por el tipo de terreno y la configuración misma de la carrera en forma de continuas subidas y bajadas.

La organización merece un 10, no solo por el recorrido en si, también por múltiples detalles. Un marcaje fenomenal de la carrera, unos avituallamientos muy bien surtidos tanto de liquido como de solido, comida post-carrera con primer, segundo plato y postre, una bolsa del corredor con camiseta técnica de manga larga y forro polar. Sobre todo por una atención total al corredor que es lo que mas se agradece.

La carrera comenzaba a la intempestiva hora de las 7 de la mañana, donde la oscuridad de la noche aun prevalece. Decidí salir sin frontal confiando por un lado en las zonas urbanas de la carrera en su comienzo y posteriormente en seguir algún alma caritativa que guiara mi camino con su luz. A todo esto el alma apareció en forma de Joseval portador de la luz que guío mis primerizos pasos por los montes de Chiva. Una vez la luz empezó a triunfar sobre la oscuridad, inicio mi camino en solitario. Lo reconozco soy un corredor en solitario, no me gusta acompasar mi ritmo al ir en grupo mucho tiempo siempre termino marchándome o quedándome dependiendo obviamente de las fuerzas de cada uno. Disfruto mucho de la llamada soledad del corredor de fondo, sin ir obligado por ritmos ajenos.


En estos primeros kilómetros el camino era relativamente fácil y yo llevaba un ritmo alto incluso empezaba a prever bajar de las 8 horas. Ingenuo de mi, conocedor de las carrera que organiza CXM debería haber previsto lo que vendría mas adelante. Una primera bajada muy técnica de esas que te cascan todas las piernas y la llegada al tercer puesto de avituallamiento donde nos avisan que lo gordo viene ahora. Y venia una subida durisima por senda muy rota con apoyos muy malos de esas que hacen que el pulso se dispare y el ritmo parezca el de un caracol. Dado que también nos habían avisado de la dureza de la subida al Pico Yerbas, reflexiono que es hora de bajar ritmos y empezar a guardar fuerzas para el final. La subida a tal Pico cumple las provisiones primero engaña un poco con subidita ligera en asfalto pero en seguida muestra su poderío y las cuestas se empinan cada vez mas. Con tranquilidad y paciencia conquisto el punto mas alto de la jornada y para abajo. Otra vez a subir, esta vez la penúltima subida, dura también por mal sendero. Hemos formado un grupeto de subida pero cuando llego arriba me siento fuerte y me marcho en la bajada. Dado que voy bien de fuerzas y piernas me lanzo fuerte hacia abajo, a partir de ahora el terreno es mas favorable y es hora de ir cazando corredores. Poco a poco voy sobrepasando corredores y acercándome a meta, la ultima subida la hago andando a buen ritmo pero el resto corro y corro hasta llegar a Chiva. La parte final se hace eterna, voy ya muy cansado y no se ve la meta hasta que la tienes encima. Al final 8:34 que no esta mal dada la dureza de la carrera.




miércoles, 1 de diciembre de 2010

K25 TRAIL DE LA CALDERONA



Primer evento de mi triada particular, que se completara con los 64 km de Chiva el 12 diciembre y el Gr10 Extrem de 93 km el 15 enero. Esta carrera es toda una clásica en mi calendario particular, cuarta participación en cinco ediciones y aun me arrepiento de no haber acudido el año pasado. Fue una semana después del Ultra Guara-Somontano y no estaba en buenas condiciones para tan dura empresa, pero ahora me pesa no haberlo intentado. Esta carrera es especial de gran dureza, son poco mas de 25 km con cuatro duras subidas, sus respectivas bajadas técnicas y unos cuantos pasos por el Barranco del Marianet de los que te acuerdas durante mucho tiempo. En definitiva duro no solo por las cuestas también por lo técnico del terreno.

Acudía a la misma con recelos sobre mi posible actuación, el mes de noviembre estaba siendo horrible para mi. Mis sensaciones de forma habían sido muy malas, pesadez de piernas, pulso muy acelerado y cada vez que encaraba una cuesta algo pronunciada las piernas no me respondían y me tocaba ponerme a andar siendo superado por bastantes corredores. Si de algo tiene de sobra esta carrera es de cuestas muy pronunciadas. Mi mejor marca en esta carrera era de 3h24' y ahora me conformaba con no sufrir en exceso y bajar de 3H40' pero dado lo precario de mi momento de forma incluso me veía cerca de las 4 Horas. Mi estrategia de carrera la tenia clara, subir tranquilo sin forzar y aprovechar que se me da bien bajar para ir recuperando tiempo, evitando en todo momento forzar la maquina por la posibilidad de pillar una buena pájara.
Así pues a las 9 horas estoy ya en la linea de salida expectante de que me deparara la carrera, la salida es puntual y afronto los primeros metros por las calles de Serra sin forzar. Enseguida salimos de la población y tomamos una senda que poco a poco nos ira acercando al primer coloso de la jornada, El Alt del Pi. De tantas veces que lo he subido lo podría hacer con los ojos cerrados. Afronto esta primera subida y empiezo a darme cuenta de que subo mejor que nunca, llego arriba en un tiempo igual que hace dos años pero habiendo forzado mucho menos. La subida no se me ha hecho muy dura porque me la he tomado con tranquilidad, pero hace una semana cuestas muchísimos menos duras y a la misma intensidad me habían sido imposibles de hacer. De momento parece que las fuerzas responden pero soy conscientes de lo mucho que queda, pero es la primera vez que la interminable subida por las antenas no se me ha antojado terrorífica. Viene a continuación una pequeña bajada y el cresteo hasta el Castell y luego la empinadisima bajada hasta el Polideportivo.

Voy detrás de un grupeto que se ha formado y que en la bajada al Polideportivo se formara un tapón tremendo, hago tal bajada prácticamente andando sin poder bajar rápido. Menudo fastidio con lo que disfruto yo siempre haciendo esta bajada a tope ahora voy todo el rato frenándome. Tan solo hacia el final de la bajada puedo adelantar corredores y lanzarme rápido hacia abajo. He de reconocer que lo que mas odio de las carreras de montaña es cuando se forman tapones en las bajadas, te impiden bajar a gusto y vas todo el rato pendiente del de delante, es un autentico coñazo. A continuación vía la font Deula visita al Barranco y a pegar saltos entre las piedras para encarar la subida a Ermitans la menos dura lo cual obviamente no significa que se facilona, también seguramente es la mas bonita de las cuatro. Subo la mayor parte trotando y andando a intervalos regulares, me siento fresco y con buenas piernas. Parece que en la ultima semana he recuperado algo de piernas y aunque no estoy al 100% tampoco me voy arrastrando. Una vez arriba bajada a disfrutar del Barranc del Marianet, menudo coñazo de rocas. Empieza la tercera y dura subida la del Sierro, esta terrible subida se me hace muy llevadera e incluso al final empiezo a forzar el ritmo. El día esta siendo toda una sorpresa pensaba que lo iba a pasar mal e iba a ir lentísimo y sin embargo estoy arriba del Sierro me encuentro muy bien de fuerzas y sin haber forzado mucho estoy un poco mejor que hace dos años cuando dispute a tope.

Es hora ya de empezar a forzar la maquina, aprovechando que esta bajada no es muy complicada acelero el ritmo y disfruto de una bajada muy rápida y ahora a por Rebalsadors. Subida dura de cojones encima después de toda la tralla que hemos soportado. Subo fuerte adelantando corredores y subiendo mucho mas rapido que hace dos años, soy capaz de correr en cuesta duras y cuando no puedo avanzo a zancadas fuertes. Ni me creo que vaya también. Empiezo a deslumbrar el vértice geodésico y por fin se acaba el subir, a partir de ahora ya falta llegar al mirador de Mireia y luego la tremenda bajada hasta Serra. Ahora viene lo mejor, una de mis bajadas preferidas la que lleva desde el mirador a Serra, bajada muy técnica pero camino que permite ir adelantando gente con facilidad porque hay espacio para ello. Me lanzo de manera vertiginosa hacia abajo, voy estupendo de piernas y adelanto a muchos corredores. Estoy disfrutando esta bajada como nunca me encanta bajar tan rápido. Casi hacia el final de la bajada sufro un accidente lamentable, no se como se me meten unas hojas grandes por el ojo, sobre todo teniendo en cuenta que llevaba gafas. Por suerte lo peligroso de la bajada ya ha terminado y esta todo muy bien señalizado por que las molestias en el ojo me hacen llevarlo medio cerrado. Cuando ya llego hacia el final puedo por fin ir con los 2 ojos abiertos. Llego a meta con 3H17' siete menos que hace 2 años y sin haber forzado tanto. Empiezo a pensar que de haber llegado en plena forma aquí podría optar a bajar bastante de 3h10'

En definitiva esta carrera ha sido toda una sorpresa mi rendimiento y por primera vez desde la Ultra del Camino de Santiago he disfrutado de verdad no tan solo del recorrido sino también de mis sensaciones de carrera. He dado el primer paso, el siguiente el 12 Diciembre en Chiva