miércoles, 15 de diciembre de 2010

EL BLOG DE ASHAMAN: Carrera Sierra de Chiva.

EL BLOG DE ASHAMAN: Carrera Sierra de Chiva.: "Segundo hito de la gran Triada alcanzado. Por ahora van dos (Serra, Chiva) me falta el plato gordo (Gr10 Extrem) Chiva, carrera de 64 k..."

Carrera Sierra de Chiva.




Segundo hito de la gran Triada alcanzado. Por ahora van dos (Serra, Chiva) me falta el plato gordo (Gr10 Extrem)


Chiva, carrera de 64 km por la sierra del mismo nombre. Recorrido duro muy rompepiernas con perfil de dientes de sierra. Siete subidas con sus respectivas bajadas, con terreno técnico, barrancos, caminos, incluso de todo. Vamos un recorrido variado con unas vistas aéreas de los alrededores muy bonito. La carrera mucho mas duro de lo que se preveía, los 6.000 metros de desnivel acumulado se complicaban por el tipo de terreno y la configuración misma de la carrera en forma de continuas subidas y bajadas.

La organización merece un 10, no solo por el recorrido en si, también por múltiples detalles. Un marcaje fenomenal de la carrera, unos avituallamientos muy bien surtidos tanto de liquido como de solido, comida post-carrera con primer, segundo plato y postre, una bolsa del corredor con camiseta técnica de manga larga y forro polar. Sobre todo por una atención total al corredor que es lo que mas se agradece.

La carrera comenzaba a la intempestiva hora de las 7 de la mañana, donde la oscuridad de la noche aun prevalece. Decidí salir sin frontal confiando por un lado en las zonas urbanas de la carrera en su comienzo y posteriormente en seguir algún alma caritativa que guiara mi camino con su luz. A todo esto el alma apareció en forma de Joseval portador de la luz que guío mis primerizos pasos por los montes de Chiva. Una vez la luz empezó a triunfar sobre la oscuridad, inicio mi camino en solitario. Lo reconozco soy un corredor en solitario, no me gusta acompasar mi ritmo al ir en grupo mucho tiempo siempre termino marchándome o quedándome dependiendo obviamente de las fuerzas de cada uno. Disfruto mucho de la llamada soledad del corredor de fondo, sin ir obligado por ritmos ajenos.


En estos primeros kilómetros el camino era relativamente fácil y yo llevaba un ritmo alto incluso empezaba a prever bajar de las 8 horas. Ingenuo de mi, conocedor de las carrera que organiza CXM debería haber previsto lo que vendría mas adelante. Una primera bajada muy técnica de esas que te cascan todas las piernas y la llegada al tercer puesto de avituallamiento donde nos avisan que lo gordo viene ahora. Y venia una subida durisima por senda muy rota con apoyos muy malos de esas que hacen que el pulso se dispare y el ritmo parezca el de un caracol. Dado que también nos habían avisado de la dureza de la subida al Pico Yerbas, reflexiono que es hora de bajar ritmos y empezar a guardar fuerzas para el final. La subida a tal Pico cumple las provisiones primero engaña un poco con subidita ligera en asfalto pero en seguida muestra su poderío y las cuestas se empinan cada vez mas. Con tranquilidad y paciencia conquisto el punto mas alto de la jornada y para abajo. Otra vez a subir, esta vez la penúltima subida, dura también por mal sendero. Hemos formado un grupeto de subida pero cuando llego arriba me siento fuerte y me marcho en la bajada. Dado que voy bien de fuerzas y piernas me lanzo fuerte hacia abajo, a partir de ahora el terreno es mas favorable y es hora de ir cazando corredores. Poco a poco voy sobrepasando corredores y acercándome a meta, la ultima subida la hago andando a buen ritmo pero el resto corro y corro hasta llegar a Chiva. La parte final se hace eterna, voy ya muy cansado y no se ve la meta hasta que la tienes encima. Al final 8:34 que no esta mal dada la dureza de la carrera.




miércoles, 1 de diciembre de 2010

K25 TRAIL DE LA CALDERONA



Primer evento de mi triada particular, que se completara con los 64 km de Chiva el 12 diciembre y el Gr10 Extrem de 93 km el 15 enero. Esta carrera es toda una clásica en mi calendario particular, cuarta participación en cinco ediciones y aun me arrepiento de no haber acudido el año pasado. Fue una semana después del Ultra Guara-Somontano y no estaba en buenas condiciones para tan dura empresa, pero ahora me pesa no haberlo intentado. Esta carrera es especial de gran dureza, son poco mas de 25 km con cuatro duras subidas, sus respectivas bajadas técnicas y unos cuantos pasos por el Barranco del Marianet de los que te acuerdas durante mucho tiempo. En definitiva duro no solo por las cuestas también por lo técnico del terreno.

Acudía a la misma con recelos sobre mi posible actuación, el mes de noviembre estaba siendo horrible para mi. Mis sensaciones de forma habían sido muy malas, pesadez de piernas, pulso muy acelerado y cada vez que encaraba una cuesta algo pronunciada las piernas no me respondían y me tocaba ponerme a andar siendo superado por bastantes corredores. Si de algo tiene de sobra esta carrera es de cuestas muy pronunciadas. Mi mejor marca en esta carrera era de 3h24' y ahora me conformaba con no sufrir en exceso y bajar de 3H40' pero dado lo precario de mi momento de forma incluso me veía cerca de las 4 Horas. Mi estrategia de carrera la tenia clara, subir tranquilo sin forzar y aprovechar que se me da bien bajar para ir recuperando tiempo, evitando en todo momento forzar la maquina por la posibilidad de pillar una buena pájara.
Así pues a las 9 horas estoy ya en la linea de salida expectante de que me deparara la carrera, la salida es puntual y afronto los primeros metros por las calles de Serra sin forzar. Enseguida salimos de la población y tomamos una senda que poco a poco nos ira acercando al primer coloso de la jornada, El Alt del Pi. De tantas veces que lo he subido lo podría hacer con los ojos cerrados. Afronto esta primera subida y empiezo a darme cuenta de que subo mejor que nunca, llego arriba en un tiempo igual que hace dos años pero habiendo forzado mucho menos. La subida no se me ha hecho muy dura porque me la he tomado con tranquilidad, pero hace una semana cuestas muchísimos menos duras y a la misma intensidad me habían sido imposibles de hacer. De momento parece que las fuerzas responden pero soy conscientes de lo mucho que queda, pero es la primera vez que la interminable subida por las antenas no se me ha antojado terrorífica. Viene a continuación una pequeña bajada y el cresteo hasta el Castell y luego la empinadisima bajada hasta el Polideportivo.

Voy detrás de un grupeto que se ha formado y que en la bajada al Polideportivo se formara un tapón tremendo, hago tal bajada prácticamente andando sin poder bajar rápido. Menudo fastidio con lo que disfruto yo siempre haciendo esta bajada a tope ahora voy todo el rato frenándome. Tan solo hacia el final de la bajada puedo adelantar corredores y lanzarme rápido hacia abajo. He de reconocer que lo que mas odio de las carreras de montaña es cuando se forman tapones en las bajadas, te impiden bajar a gusto y vas todo el rato pendiente del de delante, es un autentico coñazo. A continuación vía la font Deula visita al Barranco y a pegar saltos entre las piedras para encarar la subida a Ermitans la menos dura lo cual obviamente no significa que se facilona, también seguramente es la mas bonita de las cuatro. Subo la mayor parte trotando y andando a intervalos regulares, me siento fresco y con buenas piernas. Parece que en la ultima semana he recuperado algo de piernas y aunque no estoy al 100% tampoco me voy arrastrando. Una vez arriba bajada a disfrutar del Barranc del Marianet, menudo coñazo de rocas. Empieza la tercera y dura subida la del Sierro, esta terrible subida se me hace muy llevadera e incluso al final empiezo a forzar el ritmo. El día esta siendo toda una sorpresa pensaba que lo iba a pasar mal e iba a ir lentísimo y sin embargo estoy arriba del Sierro me encuentro muy bien de fuerzas y sin haber forzado mucho estoy un poco mejor que hace dos años cuando dispute a tope.

Es hora ya de empezar a forzar la maquina, aprovechando que esta bajada no es muy complicada acelero el ritmo y disfruto de una bajada muy rápida y ahora a por Rebalsadors. Subida dura de cojones encima después de toda la tralla que hemos soportado. Subo fuerte adelantando corredores y subiendo mucho mas rapido que hace dos años, soy capaz de correr en cuesta duras y cuando no puedo avanzo a zancadas fuertes. Ni me creo que vaya también. Empiezo a deslumbrar el vértice geodésico y por fin se acaba el subir, a partir de ahora ya falta llegar al mirador de Mireia y luego la tremenda bajada hasta Serra. Ahora viene lo mejor, una de mis bajadas preferidas la que lleva desde el mirador a Serra, bajada muy técnica pero camino que permite ir adelantando gente con facilidad porque hay espacio para ello. Me lanzo de manera vertiginosa hacia abajo, voy estupendo de piernas y adelanto a muchos corredores. Estoy disfrutando esta bajada como nunca me encanta bajar tan rápido. Casi hacia el final de la bajada sufro un accidente lamentable, no se como se me meten unas hojas grandes por el ojo, sobre todo teniendo en cuenta que llevaba gafas. Por suerte lo peligroso de la bajada ya ha terminado y esta todo muy bien señalizado por que las molestias en el ojo me hacen llevarlo medio cerrado. Cuando ya llego hacia el final puedo por fin ir con los 2 ojos abiertos. Llego a meta con 3H17' siete menos que hace 2 años y sin haber forzado tanto. Empiezo a pensar que de haber llegado en plena forma aquí podría optar a bajar bastante de 3h10'

En definitiva esta carrera ha sido toda una sorpresa mi rendimiento y por primera vez desde la Ultra del Camino de Santiago he disfrutado de verdad no tan solo del recorrido sino también de mis sensaciones de carrera. He dado el primer paso, el siguiente el 12 Diciembre en Chiva

lunes, 29 de noviembre de 2010

NOVIEMBRE DE CARRERAS PARTE I

Después de un tiempo sin pasarme por aquí ya era hora de actualizar mi blog. He de reconocer que últimamente la pereza se apodera de mi a la hora de tal tarea, de tal manera que pequeños esfuerzos de escritura digital se me revelan como titánicos. Este mes ha sido prodigo en carreras populares y todas ellas me han dejado buenos recuerdos en cuanto al recorrido que no en cuanto a mi rendimiento. He pasado un mes con malas sensaciones al correr, piernas agarrotadas y pesadas, el pulso se me disparaba enseguida al menor esfuerzo, sin encontrar nunca un rodar cómodo y ligero. Lusitania, Castillo Chiva, Castell Templari L'Orxa y la K25 han ido jalonando mis fines de semanas consecutivamente, hacia mucho tiempo que no tenia tal consecución de carreras en un mes.

7 NOVIEMBRE CARRERA LUSITANIA

Segunda edición de esta carrera y primera para mi (seguramente no la ultima). Había oído hablar muy bien de esta carrera y en estos casos, pensé que lo mejor era comprobarlo por mi mismo. Era además una carrera perfecta para en esos momentos mi precario estado de forma renqueante aun de los 100 kilómetros de Madrid-Segovia mal recuperados. La carrera distaba mucho de poderse llamar de montaña pero también estaba lejos de ser de asfalto. Eran 16 kilómetros por pista forestal con constantes subidas y bajadas, es cierto que exceptuando la subida de la bandera de poco mas de 200 metros se podía hacer toda corriendo y con zapas de asfalto, pero es mucho mas dura que cualquiera de asfalto. Lo mas curioso de esta carrera es que comienza dentro de la base militar de Marines, ante todo felicitar a la organización por lo bien montada que tenia la carrera, y la misma se desarrolla por las inmediaciones de la misma.
Antes de la misma charreta con varios conocidos de las carreras donde nos ponemos al día de todas las novedades carreriles, entre ellas la de la primera edición de un maratón de Montaña por Valencia. Javi Muñoz me comenta una carrera en L'Orxa a la cual no tenia muy claro si ir o no, pero logra convencerme (aunque no se lo puse muy difícil hay que reconocerlo). En la carrera dado mi precario estado de forma me limito a ir a un ritmo no excesivamente duro, pero sin buenas sensaciones en toda la carrera. Aun así disfrute mucho del recorrido que en buena forma permite ir bastante rápido.

14 NOVIEMBRE CASTILLO CHIVA REUNIÓN COYCOY

Como una vez al año no hace daño según dicen, me decidí a participar en la carrera del Castillo Chiva. A fe de ser sincero, la verdadera razón fue la reunión de la mayoría de corredores Coycoy y su posterior comilona, pero siendo mas sinceros la razón fundamental, la puesta de largo y presentación del nuevo y flamante fichaje Coycoy: Inma. Su mera presencia ya invita a participar en las carreras. Me gusta esta carrera por la subida al ermitorio y las vistas desde el mismo, es una de esas carreras que rompen un poco el problema de las carreras de asfalto que son todas mas o menos los mismos.



21 NOVIEMBRE CARRERA MONTAÑA CASTELL TEMPLARI L'ORXA

Primera edición de esta carrera montaña que como dice Javi Muñoz desvirgamos hace 2 semanas. Gran descubrimiento de carrera que seguramente repetiré sobre todo si se termina subiendo al Pico de la Safor. Carrera muy corredora que tiene de todo en sus poco mas de 15 kilómetros, subida por senda, bajadas vertiginosas por pista, bajada muy técnica con mucho contracurveo y el final por la vía Serpis paralelos al rio con unas vistas muy bonitas, solo le falto que no se hubiera anulado la subida final al Castell. Destacable también de que fue una carrera poco multitudinaria lo que es de agradecer, la presencia de las medias de Valencia y Gandia y la lejanía del pueblo seguramente fueron los factores de tal escasa participación.
No tenia previsto acudir a esta carrera, pero los buenos consejos de Javi me decidieron a participar en la misma. Por cierto interesantisimo y curioso el avituallamiento precarrera de Javi Muñoz, yo pensaba que un puro y un Herbero antes de correr no debía de ser nada bueno pero vistos los resultados que en él tienen me lo estoy pensando. De nuevo malas sensaciones en carrera aunque compensadas por los paisajes de la zona, al principio me hice ilusiones de la posibilidad de pillar trofeo pero viendo mis escasas fuerzas al poco de la carrera me di cuenta de que era imposible y me limite a aflojar la marcha.




miércoles, 20 de octubre de 2010

I RODENO CURSA NULES


Después de una semana de descanso tras los 100 kilómetros, otra vez de vuelta a las andadas. En teoría se requiere de un descanso mayor pero una cosa es la teoría y otra la realidad. Por lo tanto aun un poco renqueante (donde antes corría ahora troto y donde antes trotaba ahora ando) me propongo hacer la Cursa de Rodeno en Nules. La carrera tenia pinta de muy corredora y de no excesivas dificultades ni de desniveles ni técnicos, buena razón para correrla sin forzar en exceso.

Primera edición de esta carrera de montaña de Nules. Muy bonita y bien organizada, lo única pega el asfalto del principio y final pero obviamente es obligado por que la zona de montaña empieza en La Vilavella. El resto muy bien bastante senda muy ancha y mucha pista forestal.

En el habitual café pre-carrera me encontré con Javi Muñoz y otro forero de Carreras populares, como es lógico pronto comenzó una animada charla sobre nuestras peripecias correriles y otros menesteres.

La carrera empieza en un barranco junto las instalaciones de SCUDE a las afueras de Nules, enseguida llegamos al asfalto. He decidido tomarme la carrera con mucha tranquilidad y corro a ritmo muy suave sin forzar. En pocos kilómetros llegamos ya a La Vilavella y cuando llevamos poco mas de 3 kilómetros nos adentramos ya en la montaña, una primera cuesta de la carrera que es un cueston de aupa que hay que subir andando a duras penas, aquí me empiezo a acordar de los 100 kilómetros del otro día. Salvamos a duras penas esa cuesta y nos encontramos una subida tendida donde alterno tranquilamente trotar con andar, al rato una fuerte bajada que nos lleva a otra subida de aúpa que nos llevara hasta casi el Pic de Font cabres por una senda de piedras muy bonita, en la pared mismo hay una serie de cuerdas para ayudar en la subida, que como buen montañero obvio porque se puede subir perfectamente sin la ayuda de las mismas. A partir de aquí todo bajada con algunas sendas preciosas y muy llevaderas, hasta reencontrarnos nuevamente con el asfalto. Al final llevar las piernas un poco doloridas del esfuerzo. Me quedo con ganas de volver en mejores condiciones.






miércoles, 6 de octubre de 2010

Por fin soy centenario!!


Plaza Castilla 8:15 de la mañana, se respira ambiente de las grandes citas y esta lo es. Los 100 kilómetros del Camino de Santiago de Madrid a Segovia. Acabo de llegar y esta todo lleno de corredores y marchadores, ante todo sello la credencial del Camino que sera obligatorio en todos los avituallamientos, dejo las mochilas de Cercedilla y Segovia y a esperar toca. En principio de los 104 kilómetros los 4 primeros son neutralizados, de Plaza Castilla a Fuencarral donde de verdad comienza la carrera. Todos juntitos y a trote cochinero nos dirigimos hacia la salida, siguiendo al Peregrino Escoba que nos marca el recorrido.
A las 10:20 comienza la carrera, 100 kilómetros nos esperan y diversos acontecimientos marcaran el devenir de nuestra carrera. Ataviado con mochila de trail empiezo a trotar, a estas horas mi intimo enemigo Febo ya golpea con fuerza, en resumen hace un calor de cojo.... Los primeros kilómetros invitan a correr rápido todos por caminos de tierra sin grandes desniveles e incluso trozos de carril bici. Para mas inri un montón de gente va muy fuerte, seguramente acabaran su etapa en Colmenar. Ante todo voy con prudencia que queda mucha carrera y conforme avanza la misma el terreno poco a poco se va endureciendo. Opto por andar en las cuestas mas duras a pesar de que de momento voy sobrado de fuerzas. Conforme llego a los avituallamientos voy sellando la credencial. Al cabo de poco mas de 2h:30 llego al primer final de etapa en Colmenar. Hasta aquí todo fácil, terreno muy corredor. Lo único malo es que el calor empieza a ser ya muy agobiante y aun es la una del mediodía.
A partir de ahora el terreno se complica empieza a tender hacia arriba y hacer aun mas calor. Reservo fuerzas y alterno trote con andar, bebo agua cada 15 minutos y me hecho por encima todo la que puedo. Poco a poco mi ritmo va bajando, paso los avituallamientos de Manzanares del Real y vienen dos etapas complicadas. La que lleva hasta Mataelpino se me hace muy pesada, pero la peor es la que lleva a Navacerrada. Todo el rato hacia arriba, mucho calor, hago muchos tramos andando. El calor me esta ahogando el pulso sube por encima de las 140 pulsaciones constantemente. El tramo además es mas largo de lo que se indicaba y tengo que racionar el agua, por lo menos el paisaje empieza a mejorar y aparecen las primeras zonas con arboleda abundante. Llego a Navacerrada, miro el perfil de la siguiente etapa y veo que es mas light. Una ligera subida y luego bajada hasta Cercedilla. La sorpresa es que la bajada es por carretera y los impactos sobre el asfalto ya duelen, prefiero ir buscando el arcén de tierra aunque se vaya mas lento. Hay que preservar las articulaciones por que hacia el final dolerán por todos los lados. Llego al final de la segunda etapa Cercedilla. Termina en el polideportivo, justo donde la feria del corredor del MAM, que buenos recuerdos de esta magnifica carrera. Bebo algo de aquarius y busco la bolsa que deje para este avituallamiento. Doy mil vueltas y no la encuentra y hay llevo el frontal. Lo demás no me importa no encontrarlo por que me va a sobrar (Chubasquero, guante y buff no hace precisamente para llevar), pero sin el frontal no podre seguir. Después de mil vueltas mas, encuentro mi mochila tapada por otra de grandes dimensiones, cuando ya estaba al borde de la desaparición. Aprovechando la coyuntura me cambio de calcetines aunque no se para que, creo que no valió la pena el cambio, por lo menos me quite las piedras de la zapatilla. Salgo del polideportivo donde he perdido mucho tiempo buscando la mochila de los co..... Se pasa por el pueblo y todo el mundo me da ánimos y me saluda. Ahora empieza una etapa tremenda 13 km de subida constante aunque tendida hasta llegar al Alto de la Fuenfria.


Decido guarda fuerzas y opto por hacerla toda andando y aun ritmo no excesivo, con tranquilidad. El entorno es precioso se sube a través de un bosque encantador. Empiece a anochecer y a refrescar algo por primera vez en todo el día no noto el sol sobre mi cogote y me empiezo a sentir cada vez mejor. La subida se empieza a hacer eterna, no veo a nadie por delante, se deben estar alejando por que llevo un ritmo nada excesivo. Casi al final coincido con una chica mexicana, me comenta, que ha venido desde Tijuana el viernes tras 16 horas de vuelo!!!!!!!!! y que el lunes se vuelve. Madre mía, si le cuesta mas horas el vuelo que la carrera, eso si que es afición. Ponemos un ritmo mas vivo por que el avituallamiento del Alto debe estar cerca. Van pasando los minutos y nada de nada, se nos va haciendo eterno, tenemos unas ganas de llegar arriba tremendo. No hago mas que decirle a la chica que debemos estar cerca, pero nada de nada. Por fin aparecen unas luces y aquí esta el avituallamiento. Me tomo un caldo calentito que sabe a gloria, como algo de dulce y me guardo el cargador del Gps que llevaba puesto. Ahora comienza lo bueno, 22 km hasta Segovia de noche cerrada y prácticamente cuesta abajo.
En el avituallamiento me repiten varias veces que me coloque el chubasquero, pero es que no tengo frío, mas bien algo de calor cuando voy mas rápido. Los demás van abrigados pero es que no tengo sensaciones de frío y paso de pasar calor con el chubasquero. Habían comentado que la bajada era peligrosa, pero es todo pista en buen estado y acostumbrado a las carreras de montaña me lanzo rápido hacia abajo. Hago 2 kilómetros algo por encima de 5 minutos/kilómetros y decido ralentizar el ritmo, empiezo a andar cada ciertos tramos aunque no me apetezca. Si no lo hago así, cara al final las articulaciones las llevare cascadas. Adelanto varios corredores y de repente el terreno vuelve a empinarse, Coño! no era todo bajada, uff estas subiditas inesperadas se hacen muy pesadas pero por lo menos me permiten andar. Tras una brusca bajada llego al ultimo avituallamiento.
Ya empiezo a dar síntomas de fatigas, me cuesta correr todo el rato y aun faltan 10 kilómetros. En el avituallamiento nos dicen que esta todo balizado hasta Segovia. Pues seria en sueños, poco a poco empiezan a escasear las señales y cada vez es mas complicado encontrar el camino. Hay varias bifurcaciones y ninguna señal en ellas, encima pasada la bifurcación aun tardas en encontrar señales. Voy encontrando el camino mas por intuición que por las marcas. Al final como llego a un punto donde he de seguir recto o girar y no se ve ninguna señal en los alrededores. Opto por girar pero al rato no he encontrado ninguna señal. Me junto con otro corredor e intentamos encontrar alguna señal, nada de nada. Al final de perdidos al río, nos dirigimos hacia una carretera que se ve a ver si es por allí. Llegamos a una rotonda y vemos una señal hacia Segovia, sin pensarlo mucho nos metemos por la general. Por suerte hay un carril bici, al menos no hay peligro de que nos chafen, por que no tenemos ni idea de cuanto queda y mi Gps ya marca 98 km y mas de 13 horas, ideal para perderse. Seguimos el carril bici, poco a poco van apareciendo las primeras construcciones y por lo menos sabemos donde acaba la carrera en el Acueducto. Tras cuatro kilómetros de incertidumbre entramos en el casco antiguo de Segovia y preguntando conseguimos llegar a meta, 102 km y 13 h 57 minutos, 2 kilómetros mas de propinilla. Le comentamos en la meta que nos hemos perdido y resulta que las marcas no eran luminosas.
En resumen he disfrutado bastante de la carrera, sobre todo a partir de Cercedilla tanto por la mejora del entorno como por la bajada de temperaturas. La organización tendrá que mejorar muchas cosas entre ellas la señalizacion nocturna.
Hasta la próxima.

martes, 14 de septiembre de 2010

Preparando los 100 km del Camino de Santiago

Después de muchas dudas al final decidí apuntarme a esta carrera. Un paseillo de 100 km desde Madrid a Segovia por el Camino de Santiago. El mes de agosto salvo una primera semana pirenaica no había sido muy abundante en entrenamientos adecuados. En el viaje a Berlin obviamente las salidas a correr fueron escasas aun así me di el lujo de pasar varias veces corriendo por la Puerta de Brandemburgo. Y los últimos días de agosto con el dios Febo en pleno éxtasis de su esplendor (o sea 44º a la sombra) no me parecieron oportunos para esfuerzos de consideración. Con todo lo anterior me planto a poco mas de 4 semanas de una carrera de 10 km fuera de forma, buena excusa para pegarse unos buenos polizones por el monte.
SÁBADO
El plan para hoy era una tirada larga de 4:30h por la Calderona lugar de frecuentes correrías para mi, ultimamente compartidas con la zona de Tavernes de la Valldigna. El recorrido bastante maquiavelico, desde Santo Espíritu y a través del Gr 10 subir primero el Collado del Águila, bajar hasta Segart, subir el Garbi por la pedrera, bajar a la Font de L'Ombria y desde ahí desviarnos hacia el Castell de Serra, bajarlo y subirnos el Alt del Pi desde aquí bajamos por la pista hasta la Font del Barraix y vuelta a Santo Espíritu otra vez por el Gr 10, subiendo esta vez el Pico del Águila. Recorrido que tiene de todo menos zonas fáciles, nada mas divertido que subirte el Alt del Pi a plena solana llevando ya mas de dos horas de esfuerzo. Al final resultaron las 4h 30 minutos y algo mas de 30 kilómetros, todos a ritmo llevadero alternando trote con andar en las partes mas duras. Para mi sorpresa me he encontrado mejor de lo esperado y tan solo se me ha hecho duro la subida al Alt del Pi, aunque esta subida siempre me parece dura.



DOMINGO
VOLTA PEU ALBALAT DELS SORELLS

Al día siguiente y como colofón al fin de semana nada mejor para recuperarse del esfuerzo del día anterior que una Volta a Peu. Mas concretamente la de Albalat dels Sorells, hasta allí nos desplazamos varios componentes del equipo CoyCoy acompañados esta vez por el nuevo fichaje, Inma, la primera componente femenina del grupo. Que esperemos que aparte de trofeos incorpore alegría al grupo. El resto de los componentes eran Lluis y Toni ademas de un servidor. La carrera fue el domingo por la tarde a las 18:15 lo cual no dejaba dudas respecto a la temperatura que íbamos a sufrir. Calor y mas calor, el circuito eran dos vueltas por el pueblo de 3,5 km cada una de ellas. En teoría ayer era un día de recuperación, pero otra cosa fue la realidad al final aprete mas de lo debido y termine bastante cansado. Carrera aparte reencuentro con Javi Muñoz que hacia bastante tiempo que no veía, con su respectivo puro pre-competicion, por allí también andaba Rafa y Adrian esta vez de fotógrafo. Hacia ya mucho tiempo que no hacia nada por asfalto y es bueno variar de vez en cuando.





jueves, 17 de junio de 2010

MARATON ALPINO MADRILEÑO: DULCE VENGANZA



Un año después vuelvo a estar en la linea de salida del maratón alpino madrileño. El año pasado termine con un sabor agridulce, dulce por conseguir acabarlo y agrio por las malas sensaciones experimentadas en la carrera. Corrí en unas condiciones precarias por una gripe mal curada y problemas con las lumbares. De tal guisa la carrera fue bien hasta tubo de Cabezas y a partir de ahí un martirio hasta que acabe en 7H 15 m. Este año tocaba repetir

La jornada comenzó a las 5:45 de la mañana, desayuno en la habitación, me visto y me embarco en la aventura de buscar un bar abierto a las 6:30 de la mañana. Eso son los inconvenientes de ser un adicto al café. Me encamino hacia el Polideportivo con la esperanza de encontrar alguno abierto. Al rato paso por un sitio llamado bar de copas, no se ve el interior pero algo me hace pensar que precisamente café no sirven o en todo caso no es precisamente el motivo principal para entrar a esas horas. Cuando llego a la plaza principal del pueblo, atisbo luces en un bar y se observa a alguien dentro, me acerco. Mecachis! Pone cerrado en la puerta, doy un vistazo por los alrededores y no veo ningún bar abierto. Me vuelvo a acercar por si abren a las 7, el dueño me ve sale y me comenta que hasta las 7:30 no se abre el bar. Pues bueno este no me conviene. Me marcho a los pocos pasos veo uno abierto, ¡aleluya! Entro y me percato enseguida que no esta precisamente abierto para los corredores. Tres individuos con una borrachera de campeonato se mantienen como pueden sobre la barra, uno de ellos se me acerca y se ofrece para guiarme a no se que sitio por 50€, declino cortésmente su ofrecimiento. A lo mejor pensaba subirme a cuestas el Tubo de Cabezas, tendría que haberle hecho mas caso. Cuando me voy entra una troupe en iguales o peores características que los anteriormente mencionados, por lo visto el bar es el ultimo punto de reunión de los festeros del pueblo.

Llego al polideportivo donde esta la salida, ahora es cuestión ya de dejar la bolsa en el guardarropía, y calentar. Ayer nos dijeron que dada las condiciones climáticas que habían imperado los últimos días cabía la posibilidad de algún recorte en el recorrido, sobre todo en Peñalara y Cabezas. Nos indican por megafonía que no se recorta y salvo cambio brusco del tiempo se mantendrá el recorrido del año pasado a excepción del canchal de Cabezas que se elude dando un rodeo por Gr. Informan también de que llevemos chubasquero, arriba se esta en torno 0º, amenaza lluvia y hay viento y niebla. Definitivamente este es para mi un día idóneo para correr. Mi planteamiento de carrera es claro, reservar fuerzas hasta Cabezas, subir el Tubo como buenamente pueda, aguantar Cuerda Larga y por fin darlo todo en la bajada desde Bola del Mundo hasta Cercedilla.

Pasadas las ocho de la mañana empieza la carrera, directamente vamos por el bosque que sube hasta puerto de Navacerrada. El paisaje es esplendido, nada mejor que varios días de lluvia para resaltar los colores y olores de la montaña. Pasamos un arroyo con bastante agua, lo salvo sin mojarme los pies al segundo meto sin querer todo el pie dentro, se acabaron pues las tonterías respecto a sortear los arroyos. Llevo el ritmo bastante controlado andando en las cuestas mas duras y trotando en las partes mas fáciles. Voy algo mas rápido que el año pasado pero las pulsaciones son mucho mas bajas en torno 10-12 pulsaciones por minuto. Llego al avituallamiento de Navacerrada, bebo bastante y como algo, que ahora empieza la subida a la Bola del Mundo. Comienzo a andar que lo que queda es duro. La imagen de una procesión de corredores la lo largo de la subida los últimos de ellos perdiéndose en la niebla en inenarrable. Por aquí el frío y el viento empiezan a apretar de lo lindo y decido echar mano del chubasquero. Al llegar a la cima llevo un adelanto de 3 minutos respecto el año pasado pero con mejores sensaciones.

Enfilo la bajada y me acuerdo que el año pasado en cuanto tire a bajar rápido varios latigazos en la espalda me frenaron en seco. Esta vez mi preocupación es no perderme hay niebla puesto que de momento la visibilidad no es buena. Por suerte esta enseguida despeja y aunque se mantendrá en zonas altas no habrá problemas para seguir el recorrido. Las vistas por aquí bien valen el esfuerzo de subir hasta aquí, lógicamente no son muy amplias pero la belleza del día compensa eso.

Bajada hasta Cotos donde vuelvo a beber y a comer. Otra vez para arriba esta vez buscando la cima del Peñalara, primeras rampas durisimas sigo a mi ritmo tranquilo sin prisa pero sin pausa. Llego al avituallamiento de Peña Citores, me pongo otra vez el chubasquero y los guantes, empiezo a cruzarme con corredores que bajan de la cima en un ratillo yo también llego hasta ella, toco el vértice geodésico y para abajo. Bajada vertiginosa por Dos Hermanas y otra vez en Cotos, para que dar una vuelta tan larga para llegar al mismo sitio mira que somos masoquistas. Este fue el punto de mi hundimiento el año pasado, de momento llevo un cuarto de hora menos que el año pasado. Ahora viene un tramo que nos llevara hasta el inicio del Tubo de Cabezas no es una zona muy dura pero hay muchos toboganes y es peligroso forzar demasiado. Empiezo a andar en zonas que podría correr perfectamente pero es que ya se intuye el Tubo y eso frena la marcha. Una vez en el avituallamiento antes de la subida, me acuerdo del año pasado, fue una subida durisima para mi, mas de una hora en hacer 1700 metros, me adelanto un montón de gente, llevaba un paso tipo subida al Everest a 8,800 metros. La táctica subir a ritmo sin reventar y evitar mirar para arriba y para abajo. Para arriba para no ver lo que queda y para abajo para que no te de vértigo. Inicio las rampas, me esperan unos 1300 primeros metros al 32% de media. Me encuentro muy bien, subo con fuerza y logro superar varios corredores. Estoy haciendo la subida mucho mejor de lo esperado aun así se hace eterna. Primero zona de rocas que hay que ir sorteando, luego tierra suelta. Postura de subida, manos en cuadriceps y la cabeza casi en las rodillas y resoplando. Uff no se acaba nunca. El año pasado después de la primera subida se afrontaba un canchal que se debía subir a cuatro patas, lo cual se agradecía porque repartías el peso en mas partes. Esta vez por las lluvias habidas se da un pequeño rodeo, en total unos 200 metros mas. En la subida llego hasta una especie de puesto de control donde dos individuos me felicitan por haber superado Cabezas. Me quedo un poco extrañado porque mirando el Gps aun no puedo estar en lo alto de todo y pensaba que a pesar del rodeo se subía hasta arriba. Pues bueno tampoco pasa nada pienso ya ha acabado lo peor. Sin embargo me veo que las marcas tiran para arriba, seguro que enseguida se empieza a bajar. Cada vez el terreno se empina mucho mas, collons pero no estabamos ya arriba. Pues nada de eso toca subir hasta arriba del todo, encima como creia que ya estaba todo este trozo se me hace pesadisimo. Por fin llego a lo alto del todo. Esta subida me ha costado 17 minutos menos que el año pasado.

Ahora comienza el tramo pesadisimo de Cuerda Larga, sobre el papel no parece gran cosa, dos subiditas y dos bajaditas nada comparado con lo hecho. Pero os aseguro que después de subir cabezas y todo por encima de los 2,100 metros este trozo se me hace eterno. Las dos subiditas se asemejan al Mortirolo y solo deseo que llegar a la Bola del Mundo y que se acabe ya el sufrimiento.

Alcanzo Bola, llevo 45 minutos menos que el año pasado. Además llego con bastantes fuerzas y otra vez me vuelven los recuerdos del año pasado. Como se me monto el gemelo bajando, como en una bajada ideal para lanzarse, yo iba arrastrándome. Se me pasa por la cabeza que si aprieto puedo bajar de 6:15 y me lanzo en la bajada. Bajada vertiginosa la que hice sobre pasando varios corredores y disfrutando de la misma como no lo hice el año pasado.

Al final 6 H:12 M, pero lo que es mas importante, creo que ha sido la carrera que mas he disfrutado en mi vida. Por tres factores, el recuerdo del año pasado, el clima ideal para mi y sobre todo en todo momento he corrido con muy buenas sensaciones.


Para rematar después de correr he dado cuenta de una suculenta comida, suerte que no pensaba comer nada jejeje.

Proximamente mas fotos...



miércoles, 3 de febrero de 2010

COYCOY EN LA JOYA DE REQUENA



Después de tiempos inmemoriales un buen numero de componentes del equipo CoyCoy se volvían a juntar en una carrera. Concretamente cuatro componentes del mismo (Toni, Elias, Carlos y un servidor) mas un agregado (Juanvi), tan solo dos bajas. Mi padre que corría en Palmera y el sempiterno lesionado (Lluis). Semejante grupo pues, se junto en Requena y justo seria reconocer que nuestro objetivo no era solo la carrera sino la posterior y obligada cena bien surtida de productos de la tierra.
Esta carrera es para mi especial, aunque ahora preferentemente me dedico a las carreras de montaña, esta semana la carrera en la Vilavella no me motivaba demasiado. Es bonita y bien organizada, pero el año que la corrí había una burrada de gente y era muy agobiante. Requena por su parte si bien es de asfalto su recorrido me agrada bastante, son dos vuelta a un circuito con muchas cuestas y donde practicamente las zonas llanas no existen. Discurre además por el casco antiguo y es nocturna lo que añade encanto a la cosa. Y por encima de todo nos permitía volver a reunirnos en una carrera. Que dado mi pase a las carreras de montaña tenia el equipo bastante olvidado. Sera cuestión de intentar ir ganando adeptos a la montaña dentro del grupo aunque lo veo complicado.
En cuanto a la carrera, me apetecía disputarla fuerte con lo cual decidi colocarme en las primeras filas de la salida. Sin embargo calcule mal la cosa y no tuve en cuenta el estrechamiento de las primeras calles y enseguida me vi taponado por un montón de gente. Me pase toda la primera vuelta sobrepasando gente hasta situarme mas o menos entre los 30 primeros. Se nota una barbaridad el entrenamiento de montaña a la hora de las subidas, normalmente sufría mucho en las mismas para mantener posiciones y esta vez adelantaba bastantes puestos. Al final 35:10, seis minutos menos que la ultima vez que vine aquí. Después una buena ducha y dimos cuenta de un ágape bien surtido de colesterol del "bueno"