martes, 24 de noviembre de 2009

SOT DE CHERA Y EL CROSS DE MATAGORRINOS



15 noviembre Media maratón montes Sot de Chera.

Mal empezó el día, aunque parezca increíble conseguí perderme de camina a Sot de Chera y todo por tomar atajos. Siguiendo las indicaciones de la guía Campsa entro por un camino de cabras por donde empiezan a aparecer mil y una bifurcaciones sin indicaciones. Al final termino camino Bugarra, me toca dar la vuelta y volver a salir a la Autovía. Entre pitos y flautas llego a las 9:30 a la carrera, suerte que me gusta salir temprano a las carreras. Lo peor de todo es que me quedo sin el café pre-carrera, que mala pata con lo que se agradece a estas alturas.
Comienza la carrera y empacho de asfalto y pista. Las cosas no me cuadran, esto es una carrera de montaña en un pueblo precioso y lo único que veo es pista y mas pista. Todo para arriba aunque sin grandes desniveles pero no veo una sola senda. Por un lado me viene bien porque aun estoy pesado de piernas, pero por otro me agobia tanto asfalto. Cuando llevamos unos 9 kilómetros la cosa cambia bastante, nos desviamos para alcanzar una senda de bajada muy interesante. Bajada vertiginosa por un camino con alguna que otra zona técnica, por fin empiezo a disfrutar. Un corredor me dice que lo bueno viene ahora, después de llegar al pueblo pillaremos una cuesta muy dura. Y no se equivoca tras bajar, damos una vuelta por el entorno del pueblo, precioso y encantador, afrontando posteriormente una cuesta interminable. La organización ha colocado un cartelito con un R.I.P que no se queda corto. La subida me la tomo con calma y las piernas responden mejor que la semana pasada, regulando no se me hace muy pesada. Luego viene una zona muy bonita de toboganes donde voy recuperando fuerzas. La cosa sigue mejorando con una bajada bastante técnica donde disfruto de lo lindo, un poco de pista y otra vez bajada técnica. Al final un ultimo kilómetro maquiavélico pero bonito, tienes la meta al lado y vas dando un rodeo tremendo, tienes la impresión de ir cada vez alejándote mas y mas de la meta, pero es todo una ilusión. Llego a meta con 2:02:01 en el puesto 20.
Otra mas, una pena la primera mitad de la carrera con la zona tan bonita me extraña que no se pueda ir por sendas y caminos mejores.
Cross alta montaña matagorrinos Arcos de las Salinas


Una carrera hasta ahora maldita para mi, habían sido ya varios los años que me he quedado sin participar por cuestiones de diversa índole. Y esta podría haber sido una mas. Hasta el viernes por la noche estaba seguro que la carrera era para el día 29 de este mes y así venia en varias paginas Web. Por suerte ese día me dio por entrar en la pagina oficial del trofeo Gudar Javalambre y ver que la carrera era para el 22. Pues nada ese mismo día nos encaminamos mi padre y yo a correrla acompañados de mi madre. Tras una maratoniana sesión de carretera de casi 2 horas llegamos a Arcos de las Salinas. En el mismo lugar de las inscripciones, estaban ya con un caldero de chocolate y magdalenas obsequiando a los acompañantes, bueno supongo que también para algún atrevido corredor que estuviera dispuesto a correr después de haberse encasquetado un buen vaso de chocolate.
La carrera constaban de cinco vueltas a un circuito de 2 km, en total 10 durisimos kilómetros. El circuito era predominantemente urbano, con tan solo una zona de hierba muy laberíntica. La carrera sale escopetada, yo salgo bastante rápido pero enseguida nos encontramos con una rampa tremenda que te parte por la mitad, una vez salvada con mas pena que gloria la misma, se llega a una zona con hierba y tierra. Primero una ligera bajada y luego otra pendiente que da paso a una zona laberíntica con varios giros de 180 grados que poco a poco van mermando las fuerzas. De aquí al pueblo subida larga que se hace muy dura para iniciar un descenso callejeando hacia las afueras del pueblo. Por aquí un pequeño llano a través de un parquecillo vuelta a meta. Lo peor de todo es que tras este primer paso sabes que aun te quedan cuatro mas de este infernal circuito. Circuito rompepiernas con subidas cortas pero muy duras y muchos giros bruscos. Poco a poco van mermándose las fuerzas hasta que acabas muerto. En fin que el próximo año vuelvo sin falta. Después de la carrera una ducha bien fresquita en la piscina municipal, escondida tras una curva y sin ninguna señalizacion de la misma suerte que seguí a unos corredores conocedores del lugar, si no aun puedo estar buscando la piscina. Tras la ducha nos vamos a la comida post-carrera que se organizaba. Mi sorpresa mayúscula viene mientras espero el comienzo de la misma, me llaman como tercero de veteranos, HABÍA GANADO COPA!!!! y no me había ni enterado. Estas son las buenas, las que no te esperas. Que uno no esta muy acostumbrado a subirse al podium. Jornada redonda, carrera preciosa, comida y encima copa. El próximo año vuelvo.


lunes, 9 de noviembre de 2009

Subida al Pico de Chelva



Fin de semana carrera en Chelva, la segunda subida al Pico de Chelva, esta es una carrera que tenia muchas ganas de hacer. Hacia muchos años que no venia por Chelva, lugar que me trae muy buenos recuerdos. Por esta zona he pasado muchos fines de semana de acampada en mi juventud, bien dedicados a otros menesteres bastante incompatibles con el correr en mis primeras veces, posteriormente hice varias rutas senderistas por allí. En Chelva viví una de mis mejores acampadas (si se le puede llamar así), bastante surrealista pero me lo pase fenomenal.


Antes de la salida me he reencontrado con varios corredores que ya hacia tiempo que no veía, es lo malo de pasarse a la montaña. He saludado a Kamax, Josep y José pepe. También he saludado a varios de los corredores con los que fui a las pruebas de la Copa de España.
Esta era mi primera carrera seria desde la Ultra, era una buena piedra de toque para comprobar mi actual estado de forma. El cual como he podido comprobar no es muy bueno, pero poco a poco todo se andará.
La carrera comenzaba con una bajada vertiginosa hacia el pueblo, una vuelta por el mismo y posteriormente encaramos hacia el Pico del Remedio. Subida larga que poco a poco se va endureciendo, al final del todo tomamos una senda a lo bravo con rampas de hasta el 50%. Me tomo la subida con tranquilidad y regulando lo máximo posible, por que desde la cima hasta meta aun quedan unos 15 km. A partir de aquí mucho sube y baja con tendencia a bajar. Me pasa lo de siempre cuando no estoy bien, todo lo que adelanto en las bajadas lo pierdo en las subidas. Encima las bajadas no son muy técnicas. Al final una ultima subida dura y la posterior bajada. El final se me ha hecho pesado, había algo mas de kilómetros de lo que se indicaba y he llegado cansado a la meta.
La carrera me ha parecido bastante bonita y el próximo año si es posible repetiré. Ahora hasta la próxima prueba la semana que viene en Sot de Chera.