miércoles, 25 de marzo de 2009

MONTAÑEANDO POR JACA


Al igual que el año pasado, este tenia decidido aprovechar las fallas para unas buenas vacaciones. Si el año anterior me fui a Roma, este opte por Jaca. Unos amigos (Chema y Puri) están en un apartamento en Jaca y decidimos ir a visitarla. Hacia allí nos encaminamos cuatro componentes del equipo Coycoy, tres corredores (Lluis, Toni y un servidor) junto al presidente y patrocinador del Club (Juanjo). Han sido unos dias intensos de correr por la montaña, andar por la nieve y tapear (muy recomendable por estos lares) y de poco descanso. Dentro del correr, lo mejor la subida a la Peña Oroel, casi diez kilómetros de subida interminable, tan dura como bonita. Una subida sin descanso, pasando por bosque y terminando por nieve casi hasta la rodilla y para rematar unas vistas impresionantes desde la cima, se ven un montón de cimas pirenaicas. Esta montaña a 1770 metros esta aislada del resto de cimas, con lo cual en días de buena visibilidad, las vistas son imponentes. Me costo cerca de 2h 45' la subida y bajada desde Jaca, mis compañeros fueron mas conservadores y subieron andando desde el parador, ahorrandose mas de 10 kilómetros, pero perdiéndose el paso por el bosque hasta el parador. Otro día fuimos a Francia, rematando la jornada con una autentica aventura. Un paseo de mas de 3 horas por nieve blanda con botas de montaña, sin raquetas ni polainas. Como resultado lógico una caminata pesadisima, hundiéndonos constantemente en la nieve y los pies completamente chopadas. Caminata recompensada con unas magnificas vistas del Midi d´Aussau (obsesión de Toni) y un lago completamente helado.

Al día siguiente, decidimos hacer un paseo por la nieve como toca y alquilamos unas raquetas de nieve. Era la primera vez que las utilizaba y me gusto bastante y por cierto, una vez que las dominas bien se puede correr con ellas. Como anécdota, nuestro presidente, fue capaz de perder los palos por el único agujero que debe existir en todo esta zona.

El rescate de los mismos, adentrandose por un agujero de unos 3 metros fue espectacular. Al día siguiente una ruta por los alrededores en plan relax, que estábamos agotados de tanta actividad. Recomiendo a quien vaya a Jaca, que no deje de visitar la Tasca Ana, ponen unas tapas de órdago.

2 comentarios:

Alex dijo...

Vaya fotos bonitas, lo has tenido que pasar genial.

Un saludo.
PIRAÑA

ASHAMAN dijo...

Sobre todo viviendo en Valencia, por donde la nieve no es nada habitual.