jueves, 11 de diciembre de 2008

DE PUENTE EN JACA




Cuantas vueltas da la vida; en principio este puente lo íbamos a pasar el puente en cuenca, en unas cabañas con muy buena pinta. Pero desgraciadamente el lunes nos informan de que por mal tiempo las instalaciones se cierran y no podemos ir. Comienza el trajín de buscar otro sitio donde ir, empezamos a buscar sitios pero o son carisimos o están ocupados. Poco a poco nos vamos haciendo la idea de pasar el puente en casa. El viernes después de trabajar, me voy a tomar café con los amigos, hablando surge la idea de irnos a Jaca, así de improviso y sin nada preparado. Una amiga nuestra tiene un piso allí y otras dos amigas van a pasar el puente con ella. Pues dicho y hecho, nos terminamos de tomar el café y cada uno a su casa a prepararse la maleta y salir de viaje. Sobre las 18 horas, Luis, Toni y yo, nos encaminamos hacia Jaca, con la esperanza de disfrutar de la nieve a gogó.
El sábado, recién levantado me voy a correr, nunca he estado en Jaca y por lo tanto no tengo muy claro para donde tirar. Por suerte, por aquí pasa el Camino de Santiago y mirando el mapa tengo mas o menos claro por donde tirar. Al poco de comenzar, llego a una gasolinera y veo a un mochilero y le pregunto por donde salir al Camino. Me comenta que tengo dos opciones, o dirigirme por el mismo en dirección Castillejo de Jaca o tomar unos senderos dirección a la Peña Oroel. Me decido por la primera y hacia allí me encamino. Voy por una avenida y al poco me encuentro con una pista de tierra, el paisaje no es gran cosa dado que va paralela a la nacional, aunque por suerte en muchas zonas esta no se ve, lo cual es de agradecer. Poco a poco empieza a aparecer la nieve y el hielo, es fantástico correr sobre la misma, lo malo es que de vez en cuando pillo alguna placa de hielo. Llega un momento en que se complica mucho seguir por el camino, el hielo es cada vez mas abundante y además ya no es tan fino como antes que al pisar se rompía, decido pues dar media vuelta. Después de correr, vamos a dar una vuelta por Jaca, por desgracia no hay nieve por la ciudad, entre la subida de temperatura y la lluvia, la han desecho completamente. Como no nos apetece quedarnos sin verla, nos subimos a Canfranc y de paso vemos la estación de tren que tiene fama de ser muy bonita. Una vez allí, jugueteamos un poco con la nieve y nos damos un paseo hasta la estación, pero por desgracia la están rehabilitando y las vistas no son muy alentadoras. A la vuelta pillamos cola, nos encontramos con un control de policía, luego me enteraría que acababan de detener al jefe de ETA. Al día siguiente, decido ir a correr por la otra parte que me indicaron ayer, es un sendero que llevaba hasta Oroel. Las vistas son mejores que las de ayer, la pega es que el terreno esta muy embarrado y cada vez se complica mas, al final desisto y me voy para la ciudad. Llego aun parque ideal para correr, la pena es que tiene poco mas de un kilómetro, desde aquí me dirijo a la Ciudadela de Jaca y corro por la hierba. Dado lo temprano de la hora y que el centro de Jaca es peatonal, decido darme el gustazo de recorrer el centro del pueblo, por la Catedral y la calle Mayor, un autentico lujazo para acabar la mañana. El resto del día lo dedicaremos a terminar de ver Jaca y por la noche nos vamos a cenar. Suerte que hay crisis, esta todo lleno hasta los topes, incluso hay gente tapeando en la misma calle, al final encontramos un sitio decente y nos damos un buen festín. El lunes de vuelta a Valencia, hacemos una pequeña visita a Huesca, la verdad es que me decepciono la ciudad. Finalmente lo que parecía un puente triste y desangelado en casa, se convirtió en uno intenso. Por fin puedo decir que he hecho un trozo del Camino de Santiago.

2 comentarios:

David Rodriguez Roures dijo...

Ha si,si,eso no te lo quita nadie,hay veces que las cosas cambian y lo que pinta mal al final se convierte en un gran fin de semana,me alegro que te lo hayas pasado bien,en mi caso solo una vez he corrido por nieve,un saludo.

ASHAMAN dijo...

Es verdad, este tipo de viajes, siempre terminan siendo bastante buenos.