jueves, 6 de marzo de 2008

2 marzo: Moncada, corriendo entre coches


Un mes sin hacer ninguna carrera popular y ya tenia el mono. Ya habia corrido una vez en Moncada, hace cuatri años, mas concretamente la Volta a Peu que se celebra en Verano. Era una de mis primeras carreras y dos cosas me llamaron la atencion. La primera que hubo un monton de trafico en el circuito, mas de una vez tuve que apartarme para dejar pasar los coches, lo cual me parecio increible e impropio de una carrera. Lo segundo era un tipo que corria delante de mi y que dio una autentica leccion de como atajar. Nunca he vuelto a ver cosa semejante, aprovechaba el minimo resquicio (esquina, acera, rotondas, etc) para recortar un monton de metros, seguro que luego es de los que se queja de que las carreras estan mal medidas. Aparte de la anecdota del pirulero profesional, lo de los coches me parecio increible y he estado varios años sin ir por alli.
Esta vez, pense que no se trataba de la misma carrera y que la media de moncada tenia cierto prestigio y que no pasaria lo mismo.
El dia se presenta soleado, parece que estemos en mayo, mas que en marzo. Antes de la salida me voy encontrando a diversos conocidos: Javi Muñoz, Kamax, Uveg, Aliada, Decker, Xuso, Quasar. Kamax nos cuenta sus peripecias por Malta, entre ellas las de conducir por la izquierda, eso ya lo viví yo este verano pasado por Irlanda.
Comienza la carrera y me he colocado bastante atrás en la salida, que hoy quiero ir en plan cómodo y sin forzar. El primer km va muy lento por encima de cinco, acelero un poco en cuanto se abren huecos y empiezo a ir a un ritmo cómodo de 4:35-4:40, a los pocos kilómetros me coloco en un grupo que va a esa marcheta. El problema para mi, es que en cabeza va un corredor que no para de hablar, todo el rato dándole indicaciones, consejos, ánimos, recomendaciones, etc, a otro sin parar, y ademas de vez en cuando se acerca otro en bici y lo mismo. Es digno de elogiar tal cosa para conseguir las metas de un compañero. Pero siendo sinceros aunque el grupeto me venia de perlas, me empieza a resultar pesado tanto oírlos, aun así aguante mas de 10 km. Al final acelero un poco sobre 4:30. Voy corriendo tranquilamente, cuando de repente y para mi sorpresa escucho a lo lejos un coche, poco a poco el ruido va creciendo, me vuelvo a mirar. Me veo que en esta parte la carrera esta abierta al trafico, por suerte pasan pocos coches, eso si alguno se comporto como si no hubiera corredores, a toda pastilla. En los últimos cuatro kilómetros apreté un poco mas porque me apetecía, al final 1:34:38. La carrera y el recorrido me gusto, 2 vueltas a un circuito con alguna que otra cuesta pero nada del otro mundo. En la bolsa del corredor una toalla absorbente bastante curiosa. Lastima lo de los coches, parece que aquí es tradición. Por ultimo, mala noticia, el día del Maratón es domingo de ramos, y al final no pasaremos por la Plaza de San Pedro, uno de los puntos culmen del recorrido.

2 comentarios:

David Rodriguez Roures dijo...

Pues ya te has quitado el mono,yo la corri hace unos años y por lo que dices de las subidas y las 2 vueltas debe de ser todavia el mismo circuito,dentro de semana y pico se hace aqui un 10.000,lo vas a correr,un saludo.

ASHAMAN dijo...

Esa semana estaré en Roma, corriendo la Maratón y haciendo turismo. Espero poder ir otro año.