lunes, 18 de febrero de 2008

Envidia sana


Eso es lo que senti ayer, mientras que veia desfilar a un monton de maratonianos por el km 32. Ayer se disputaba el Maratón de Valencia y dado que en diciembre había hecho el Espadan y en marzo voy al de Roma, decidí no hacerlo este año. Por desgracia al final no conseguí un dorsal para hacer un largo (pese a los esfuerzos de Kamax, que agradezco de todo corazón). En principio si lo conseguía pensaba salir en el 10 y retirarme en el 40. Lo de empezar el maratón y retirarte en el 30, como todo el mundo debe saber es imposible, una vez ahí lo acabas seguro. Al final no pudo ser y me hice mis 30 km yo solo por el río. Ya que no corría, lo mínimo que podía hacer era ir a animar un poco, cosa que salvo los familiares de corredores, corredores y algún despistado nadie mas hace. Estuve un buen rato viendo pasar corredores, desde los que iban bien, a los que ya empezaban a pinchar, desde gente joven a gente no tan joven (por lo menos en edad que seguro que no en espíritu). Vi muchos conocidos, Javi Muñoz, Uveg, Xuso, Kamax, Joseval y otros muchos foristas. En esos momentos me entraban unas ganas enormes de poder acompañarles, pero bueno en Roma me desquitare.

2 comentarios:

David Rodriguez Roures dijo...

Asi se hace si no as podido correr,pues animar si señor,te tocaria hacerlos solos no? ya que estarian todos en la maraton,un saludo.

ASHAMAN dijo...

Normalmente no me gusta ir a carreras que no participo, pero creo que el Maratón es algo especial. Sobre todo teniendo en cuenta que no suele haber mucha gente animando. El lunes si que corrí solo, ademas llovía, 6 personas eramos corriendo por el río en total.