martes, 12 de febrero de 2008

En misa y repicando


Pues no es posible estar en misa y repicando a la vez. La decisión de ir a la Maratón de Roma lógicamente se cobra sus dividendos. El otro dia se me ocurrió mirar todas las carreras de montaña que me voy a perder y casi me da un espasmo: Elda, Borriol, Castro, Lucena, Sierra Herrada, Vall d'Uxo y Magdalena. Uf y es que todo no puede ser, aunque no me arrepiento de haberme apuntado a Roma, pero también me jode dejar momentáneamente la montaña y si hago la montaña no preparar el diez mil ni las medias maratones y si hago un batiburrillo de todo, me fastidia no hacer otras carreras. En resumen que al final decido ir variando de objetivos, al final decido no hacer Roma a tope. En primer lugar porque nunca he estado en Roma y aprovechando que vamos estar varios días aprovechare para hacer algo de turismo. De paso también utilizare el maratón como un entrenamiento largo para la MiM, mi objetivo, sera bajar de 8:30. así cuando vuelva de Roma me hinchare a carreras de montaña y dejare el asfalto para el verano, que mi persona y el calor no se llevan muy bien

1 comentario:

David Rodriguez Roures dijo...

Veo que tienes claro tu objetivos,creo que haces lo mejor asi es ese viaje puedes chacer mas de todo sin pensar que te puede perjudicar para la maraton,MIM ufff otra historia,todo a una cara sin posibilidad de repeticion,pero una carrera impresionante,un saludo.